PáginaBiografías


Datos bio-literarios de
Edgardo Rodríguez Juliá

Edgardo Rodríguez Juliá nació en 1946 en Río Piedras. Pasó su niñez en Aguas Buenas, en medio de la clase burguesa media, en un ambiente rural. Pasó a la ciudad, por la 65 de Infantería... lo que él denomina como la "frontera diabólica" de la década del cincuenta.
Toda su infancia y adolescencia queda en la memoria, para plasmarla en su obra literaria; admite que en ella siempre hay comentarios políticos, aunque no es un escritor independentista. Prefiere ver con un sentido de justicia y profundidad lo que es su pueblo, quiere ofrecer su versión de lo que ha sido y es Puerto Rico.
Se inicia como escritor en 1973, cuando obtiene el tercer premio en el certamen anual de cuentos del Ateneo Puertorriqueño. Surge durante la generación setenta cuando da a la luz su primera novela La renuncia del héroe Baltasar [1974]. En esta novela encontramos elementos de diferente naturaleza: realismo mágico, mito,, exageración, truculencia, misterio extravagancia, para desenvolver el hilo de su trama, diversidad de vías de presentación literaria: citas de determinadas obras y diarios, cartas, conferencias, crónicas oficiales, noticias anónimas, papeles de la Inquisición, comentarios compendiosos de ciertos pasajes del relato, cada una de ellas, portada de un punto de vista distinto revestida de su propio estilo prosístico. Otro aspecto, que maneja en su primera novela, es la expresión de profunda raíz imaginativa, y febril extravagante deslumbramiento que se utiliza en la exposición de las fantasías oníricas de Baltasar.
Su verdadera razón de ser está centrada en su trabajo, que le brida íntimo gozo de crear una obra que tiene personalidad propia y ya un claro diseño. A estas alturas, dice, está maduro para escribir, conoce la trayectoria de su obra, lo que quiere lograr de ella, aunque aduce que a su edad, comienzan a agotarse las energías. Su atracción, la única, además de leer vorazmente y nadar todos los días, ha sido escribir. Conoció su vocación bien temprano a los diez y siete año, cuando escribía poemas en prosa y luego cuentos muy malos, que nunca se ha atrevido a publicar.
Estudió Humanidades, con concentración en Estudios Hispánicos, e hizo la maestría en Madrid en el Programa de la Universidad de Nueva York. Nunca acabó el doctorado y parece haber descartado la idea. En el presente, y desde hace varios años es profesor de literatura en la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras.
Sus crónicas son: Las tribulaciones de Jonás [1981], inspirado en la vida, hechos y significado de Luis Muñoz Marín; El entierro de Cortijo [6 oct. 1982-1983]; Una noche con Iris Chacón [1986]; Álbum Familiar, publicada en el periódico El Reportero. También incluye ensayos como. Campeche o los diablejos de la melancolía [1986], donde explora el teatro de la historia caribeña, como el espectáculo de una pesadilla inspirado en un cuadro de José Campeche; y la novela La noche oscura del niño Avilés [1984], que es parte de una trilogía contenida en su segunda novela La crónica de la nueva Venecia;. Álbum de Puertorriqueños la sagrada familia [1988]; Camino de Yyaloide [1994], la novela Sol de media noche [1995], Cartagena [1997], y la más reciente, Pelotero [1997].


PáginaBiografías