Ataque al Congreso de E.U. por Nacionalistas, 1 de marzo del 1954

Joaquín G Chévere Rivera

Eran tiempos de penuria y desesperanza para nuestra lucha independentista. Cuatro años transcurridos de la Revolución Nacionalista del 1950. Pedro Albizu Campos, el liderato nacionalista y cientos de sus militantes encarcelados. La infame ley de la mordaza tratando de acallar toda expresión de afirmación nacional. De las entrañas de nuestro pueblo, nacen cuatro grandes patriotas. Reavivan nuestras esperanzas y sacuden nuestra conciencia nacional. En un acto de valor y sacrificio, los valientes nacionalistas Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Irvin Flores y Andrés Figueroa Cordero atacan al Congreso de los Estados Unidos.

Lo hacían para dramatizar la humillante condición colonial de nuestra patria. Víctima del engaño y la farsa del Estado Libre Asociado en el 1952. Además golpeaban al congreso extranjero que imponía la ley del Servicio Militar Obligatorio a nuestros jóvenes. Tributo de sangre del imperio. Responsable de la muerte de miles de nuestros jóvenes en guerras provocadas por los Estados Unidos. El mismo Congreso que imponía cientos de leyes injustas a nuestro sufrido pueblo. Esas fueron las motivaciones legítimas que movieron a estos luchadores a poner en riesgo su vida y libertad. Eventualmente cumplirán 25 años de cárcel en prisiones yankis. Esa fue su ofrenda de amor a nuestro pueblo.

En el 1978 regresan a nuestra tierra, siendo recibidos como héroes. No era para menos, años mas tarde Andrés Figueroa e Irvin Flores partieron a la inmortalidad. Agraciadamente tenemos con vida a nuestro querido Rafael Cancel Miranda y a nuestra heroína Lolita Lebrón. Héroes que dignifican nuestra honrosa historia. Honremos su memoria, reafirmando nuestro compromiso de lucha por la independencia de Puerto Rico.