Filiberto Ojeda Martir: Los Federales Asesinan Independentistas                                    

Joaquín G Chévere Rivera   

"Por sus frutos los conocereis" Nuestro Señor Jesuscristo

Nuestra Patria esta de duelo. Lloramos la partida de nuestro querido Filiberto Ojeda. Otra víctima mas del imperialismo yanki. Que oprime a nuestro pueblo desde la funesta invasión militar de 1898. Esta vez  el mercenario F.B.I (E.U.A.) asesina vílmente al compañero Filiberto Ojeda Ríos. Actuación infame y cobarde. Mas de 100 agentes con armas largas tienden una emboscada que culmina en asesinato. La noticia conmueve la conciencia de los puertorriqueños. De nada valieron los ruegos de abogados, médicos y amigos dispuestos a mediar para salvarle la vida al patriota. La reacción de los agentes fue de rechazo y prepotencia. Después de comenzada su balacera (viernes, 23 de septiembre, 3:45 p.m.) transcurrieron 24 horas (4:00 p.m. del sábado) sin que permitieran que NADIE entrara a prestar auxilio o verificar si alguien había muerto. Ya se sabe que el compañero recibió un solo balazo en el hombro. Por tanto es probable que si le hubiesen prestado asistencia médica se habría salvado. Intencionalmente lo dejaron desangrar hasta la muerte. Tampoco llamaron ambulancias. INCREIBLE pero dolorosamente cierto. Otra vez demuestran hostilidad, crueldad y desprecio a la vida de los independentistas. Y para colmo escogen la fecha de nuestra gesta del Grito de Lares, para cometer su fechoría. Una afrenta contra nuestra nación. En su operativo militar y policiaco violaron derechos fundamentales reconocidos expresamente por la constitución del E.L.A y la de los Estados Unidos. Entre otros, el derecho a la vida, el de presunción de inocencia y el derecho a tener un juicio justo. Para los federales esos derechos no existen para los patriotas puertorriqueños. Esa es y ha sido la realidad desde que el F.B.I. llegara a Puerto Rico en 1935 y comenzara su indigna agenda de persecución contra el movimiento  nacionalista. Esa es la verdad histórica que se nos oculta. Este fue un operativo policiaco fríamente planificado desde Washington D.C. con el propósito de asesinar al gran dirigente independentista Filiberto Ojeda Ríos para amedrentar al independentismo. Muy parecido a los crímenes del Cerro Maravilla en el 1978. 

Lamentablemente no es la primera vez que sufrimos golpes mortales de los invasores. Hagamos un poco de historia. Solo recordemos dos hechos que nunca debemos olvidar. El 24 de octubre de 1935 en Rió Piedras la Policía Colonial asesina a cuatro jóvenes nacionalistas siguiendo ordenes del CORONEL NORTEAMERICANO FRANCIS E. RIGGS. Esta desgracia se conoce como La Masacre de Rió Piedras. Las muertes quedaron impunes. El 21 de marzo de 1937 la misma Policía asesina 19 puertorriqueños y deja un saldo de mas de 150 heridos. Se comprobó que el autor intelectual y principal responsable de la matanza había sido el entonces GOBERNADOR EL SANGUINARIO NORTEAMERICANO BLANTON WINSHIP. Esta terrible tragedia se conoce como La Masacre de Ponce. Como siempre las muertes quedaron impunes. En todos los casos la motivación ha sido tratar de destruir por medio del terror al movimiento independentista puertorriqueño. Empeño inutil. Por el contrario, ante la represión  el independentismo siempre ha respondido con mas combatividad, con valor y sacrificio como nos enseñó el Maestro Pedro Albizu Campos. Además no olvidemos que nada une mas a los hombres que el dolor compartido. Hoy dentro de la pena que nos embarga sentimos los abrazos solidarios de compañeros de lucha de todas las organizaciones patrióticas.

Esta tragedia que hoy sufre Puerto Rico dramatiza la humillante condición colonial  de  nuestro país, quienes mandan, quienes violentan nuestros derechos, quienes mandan a nuestros hijos a morir  en sus guerras, quienes asesinan puertorriqueños impunemente son los federales. Ni siquiera los fiscales puertorriqueños pudieron entrar a la casa de la victima para hacer su investigación. Vergüenza y bochorno. Basta ya de tanto abuso de poder.

Como cristiano y puertorriqueño quiero hacer un llamado a la conciencia  de todos mis compatriotas Los exhorto a expresar nuestra santa ira contra los asesinos del F.B.I. por todos los medios legítimos que tenemos disponibles. A EXIGIRLE AL GOBIERNO DE PUERTO RICO que realice una investigación que conduzca al conocimiento de la verdad y  la aplicación de la justicia a los responsables de esta matanza,

A mis compañeros de lucha les digo: Convirtamos nuestra indignación en trabajo político y en campañas educativas que aporten  a  la causa. Como hicimos en Vieques, con militancia pacifica, con determinación, con fe en el triunfo de nuestra causa. Que la forma más digna de honrar la memoria de nuestro héroe y mártir Filiberto Ojeda Ríos es reafirmando nuestro compromiso de lucha sin descanso hasta alcanzar la independencia de nuestra Patria, Puerto Rico. Nuestra condolencia, nuestra solidaridad y dolor compartido a la familia de Filiberto. Nuestra gratitud y nuestro amor a nuestro héroe y mártir Filiberto Ojeda Ríos. 

                                                                                                                                                   24 de septiembre de 2005

                                                                                                                                                   137 Aniversario del Grito de Lares

                                                                                                                                                  A un día del asesinato político del mártir  Filiberto Ojeda Ríos