La Insurrección Nacionalista de 1950

Joaquín G Chévere Rivera

Tiempos difíciles vivía nuestro pueblo. Deterioro político, económico y social del régimen colonial. El 15 de diciembre de 1947 regresa de la cárcel y exilio el Maestro Pedro Albizu Campos. De inmediato reorganiza y activa el Partido Nacionalista. Responde el imperio yanki con un plan represivo. Esta vez no serán ellos los que harán el trabajo sucio. Recordemos que en el 1936 fue la Corte Federal la que condenó al liderato del Partido Nacionalista a sentencias de 6 a 10 años de cárcel por luchar por la independencia de Puerto Rico. Ahora esa despreciable tarea la hará el Partido Popular Democrático, dirigido por el traidor Luis Muñoz Marín, entonces gobernador de la colonia. En el 1948 aprueban la Ley 53,conocida como la ley de la  mordaza que criminalizaba la prédica independentista. Arrecia la infame campaña de persecución y hostigamiento contra el movimiento independentista, particularmente contra Pedro Albizu Campos y su Partido Nacionalista. Los nacionalistas no se amedrentan. El Maestro recorre la isla condenando los males del sistema colonial. Educa sobre las ventajas y beneficios de la libertad. Reanudaba la tarea de educar a nuestro pueblo que había quedado inconclusa con su encarcelamiento en 1936. Lo hacia con amor a nuestro pueblo. Mientras tanto en África y Asia los pueblos coloniales se rebelan y exigen su independencia. El gobierno yanqui con astucia prepara un plan para engañar a nuestro pueblo y a la comunidad internacional. En el 1950 el Congreso de Estados Unidos nos impone la Ley 600 que culminaría con el gran engaño del Estado Libre Asociado. Albizu Campos hombre inteligente denuncia la farsa y alerta a nuestro pueblo. Los colonialistas se hacen cómplices del imperio. Se desata una demagógica campaña de miedo a la independencia. Su artífice, Luis Muñoz Marín. El mismo que en la década de los 30 se llamaba, independentista radical y socialista. Increíble. Sigamos el relato. Es dentro de esas terribles circunstancias que El Maestro decide organizar la insurrección. Entendía que era la única forma de tratar de evitar que se consumara la farsa de lo que en el 1952 se le llamaría el Estado Libre Asociado. Además esta rebelión tendría  el efecto de llamar la atención del mundo sobre la condición colonial que sufría nuestro pueblo. Fue una decisión valiente y heroica. Ellos estaban conscientes que irían a combatir contra un poderoso enemigo. Era la primera revolución puertorriqueña contra la dominación norteamericana en nuestro país. Los siguientes son algunos de  los acontecimientos de mayor significación  de este hecho de tanta importancia en nuestra historia. Lamentablemente tan poco conocido.   

Acontecimientos de significación:

  • Ataque a la fortaleza por un comando nacionalista (30 de octubre 1950) mueren 4 patriotas y uno gravemente herido

  • Toma de Jayuya y proclamación de la independencia por la heroína Blanca Canales

  • Masacre de nacionalistas por la Guardia Nacional de los E.U. en Utuado

  • Aviones de la Guardia Nacional bombardean Utuado y Jayuya

  • Ataque al cuartel de la Policía en Arecibo por un grupo de 6 nacionalistas

  • Asalto militar a la residencia del Maestro por la Policía y la Guardia Nacional de los E.U.

  • Asalto militar a la Barbería de Vidal Santiago

  • Ataque a Casa Blair en Washington por los héroes Griselio Torresola y Oscar Collazo(1 de  noviembre de 1950). Muere Griselio y sale herido Oscar que sufrirá 28 años de prisión.

  • Resistencia heroica de J. Negron en Naranjito.

Pueblos donde hubo enfrentamientos:

  • San Juan, Naranjito, Arecibo, Utuado, Jayuya, Mayaguez, Ponce y Peñuelas.

Desenlace de La Insurrección

Como era de esperarse la relación de fuerzas entre los patriotas y las fuerzas represivas eran desiguales. La historiadora Mini Seijo Bruno nos informa en su valioso libro La Insurrección Nacionalista que fueron solo 140 los valientes que participaron activamente en la revolución. Pobremente armados y sin experiencia militar. Del lado represivo habían miles de policías, 4,313 militares de la guardia nacional de los E.U., mas 4 aviones de guerra ¿Que les parece? Lo grande es que a pesar de esa realidad los nuestros pelearon como héroes motivados por el mandato del Maestro “Para quitarnos la patria, primero tienen que quitarnos la vida”. Lamentablemente La Insurrección fue aplastada por la Policía Colonial y los militares de la Guardia Nacional de los Estados Unidos bajo el mando del renegado Luis Muñoz Marín (que tenia la aprobación del imperio)no lo olviden. Balance trágico: 29 muertes (21 nacionalistas y 8 policias y militares de la guardia nacional de los E.U.) y 47 heridos terminada la insurreción el gobierno colonial emprende otra campaña de persecución que culmina con el arresto y encarcelamiento arbitrario y violatorio de derechos de miles de independentistas. Eventualmente cientos serán enjuiciados (1951) y recibirán largas condenas de cárcel. Por vía de ejemplo el Maestro Pedro Albizu Campos será sentenciado a 54 años de cárcel por haber pronunciado 12 discursos revolucionarios. Tamaña injusticia y abuso de poder. La ley de la mordaza convertía la palabra en delito como afirmaba la historiadora Dra. Ivonne Acosta.

Como siempre reitero compañeros(as), prohibido olvidar nuestra historia. Jamás. Solo cuando nuestro pueblo tenga una conciencia histórica podremos adelantar nuestra causa. Vamos a Jayuya este 30 de octubre a rendirle tributo de amor y gratitud a los héroes y mártires de la histórica Insurrección Nacionalista de 1950. Allí, Dios mediante los espero para renovar nuestro compromiso de lucha con la independencia de nuestra patria, Puerto Rico.