ENTRE ANGELES CUSTODIOS Y REYES MAGOS

POR: Luis E. Rivera Colon "KIKE"

 

La vida no tiene sentido sino la convertimos en una perenne cabalgata de ensueño.

Como los niños, para empezar a vivir, necesitan de los Reyes, los hombres necesitamos -- imperiosamente -- del hechizo de los Reyes Magos para continuar la vida.

La ilusión del niño que espera -- en la tensa quietud del sueño -- es hundirse entre sus juguetes. Y la ilusión del mayor que espera, y que sobre un ideal muerto levanta, con mágico empeño otro ideal, y cuya vida es un constante construir sobre tristes ruinas.

Este construir sobre ruinas, este levantar un anhelo de triunfo sobre cada fracaso, tiene su expresión no solo en la vida, sino también en el mito. Los mitos son grandes creaciones que dice lo que la vida nos presenta en sus expresiones.

Hay unos Reyes de la niñez. Melchor, Gaspar y Baltasar han iluminado nuestras sendas infantiles con juguetes y -- lo que es más -- con un ímpetu de esperanza. Esos mismos Reyes, pueden presentarnos a los adultos de esa esperanza, cuando sabemos saborear lo que la vida nos presenta dentro de los sacrificios y las luchas.

 

Permítanme presentar mi propia versión del mito de los Reyes Magos.

Hace muy, pero muy poco tiempo atrás, una familia en algún lugar del mundo, vivía con la esperanza de que un milagro surgiera de la fe. Todos unidos buscaron de la mejor forma, la manera de ayudar para que aquel milagro se cumpliera. Unos brindaban sus conocimientos en sistemas telefónicos. Otros rompían paredes y volvieron a levantarlas en otro lugar para hacer la tarea mas fácil. Otros mantenían la limpieza y la alimentación de todos. Otros daban el apoyo cristiano cuando la fe flaqueaba y la esperanza se desvanecía. Otros se movían de un lado a otro en busca de los medicamentos para el alivio del dolor. Otros más lejanos se apoyaban en la oración para que preservara la fe y la unión entre unos y otros. Unos de una forma, otros de otra, pero todos por un mismo fin y con la ayuda de un grupo de ANGELES CUSTODIOS que Dios había enviado.

Dentro de este ir y venir de las cosas, entró en la vida de esta familia el Rey Mago llamado SANTINI, que a través de un referido de otro Rey Mago, brindó, brindó todo el empeño, sus conocimientos y habilidades para subsanar de una forma científica, el sufrimiento y el dolor de la carne. Fue tal su empeño que se identificó tanto con su misión y habló con otro Rey Mago llamado Felix Colon, Este buscó todas las maneras de brindar comodidad, confort, comunicación y conocimientos para el bienestar de esta breve estadía.

Pero no muy lejos de ese lugar se encontraba otro Rey Mago llamado hector guillermo colon. Este compartía una relación más directa y fue referido a la misión de lograr restablecer a través de sus conocimientos de dentista, la sonrisa más sana del mundo. Pero el mal avanzaba y ya era demasiado tarde, pero esto no hizo que procurara hacer todo lo mejor posible para el bienestar del paciente.

La unión de tres Reyes Magos que con sus conocimientos nos permitieron observar, palpar y percibir todo lo humano que hay en sus corazones. Reyes Magos que como las otras personas mencionadas en este cuento, deben de estar complacidos con la labor realizada en nombre del amor a Dios y el amor al prójimo.

Pero un momento, Este cuento no quiere terminar, ha llegado otro Rey Mago. Este es el cuarto Rey Mago. Su nombre caceres. Rey Mago con la misión de visitas a domicilio. Rey que quería llegar para ayudar y estaba llegando tarde como en el mito Alemán del cuarto Rey Mago. Pero como dice un dicho popular " Es mejor tarde que nunca ". Y bién que si, porque le tocó intervenir en la última misión realizada por un Rey Mago y justo en el momento más necesario. No te sientas triste Cuarto Rey Mago. Cumpliste con tu misión.

Esta familia tenía muchos Angeles Custodios. Ahora también cuenta con Cuatro Reyes Magos. Para ustedes va nuestro más profundo agradecimiento, pero no crean que sus misiones han terminado.

Gracias de todo corazón

Familia rivera colon