Cayey... Ciudad de las Brumas


El origen del nombre de nuestra ciudad tiene tres teorias:

• El nombre de Cayey proviene de la Sierra de Cayey (en Arauco lugar de agua)
• Proviene del Cacique Cayey.
• Se le conoce como Cayey de Muesas porque el gobernador Miguel de Muesas tuvo mucha simpatía por este pueblo.

Superficie: 130 km² / 50 millas²
Elevación: 1,300 metros
Población: 52,821
Densidad Poblacional: 406.3 km² / 1,056.4 millas²
Gentilicio: Cayeyano
Cognomentos: Ciudad de las Brumas
Ciudad del Torito
Ciudad del Coqui Dorado

En lo que es hoy el Municipio de Cayey existió el poblado indígena de Toíta, que estaba situado en los márgenes del Río La Plata y era un cacicazgo subalterno. En 1930-31, el arqueólogo Benigno Fernández García efectuó una serie de excavaciones en dicho lugar, encontrando varias sepulturas indígenas y objetos de cerámica. El nombre de Cayey trae su origen de la Sierra de Cayey y significaría un aruaco lugar de agua. Aparece el vocablo Cayey, citado por primera vez en 1519, aplicado a dos indios, en la probanza de Juan González al cacique Cayey en 1532; en 1645, en las constituciones sinodales del Obispo Fray Damián López de Haro, así como en dos partidas de bautismo en 1757, en las instrucciones al Gobernador de Puerto Rico, 1765. Antes de la fundación del pueblo aparece escrito Cayey, Cahey, Cayei, Calley y Caiyey. Después hasta 1805, indistintamente Calley y Cayey, para quedar definitivamente Cayey. Hoy día llevan este, nombre aparte de la Ciudad de Cayey, del cacique y de los indios del siglo XVI, un río de la jurisdicción de Caguas, una calle de Santurce y una calle de San Sebastián del Pepino.

Don Miguel de Muesas era el Gobernador de Puerto Rico en el momento de la fundación de Cayey. Durante su incumbencia se fundaron siete (7) pueblos en la isla. Como mostraba por Cayey mayor simpatía e interés, se apellidó Cayey de Muesas.

El 2 de junio de 1773, recibieron poder los vecinos para la fundación del pueblo. El pueblo fue fundado el 17 de agosto de 1773, por don Juan Mata Vázquez, habiendo sido su alcalde durante los primeros diez (10) años de su vida institucional. Probablemente donó también, como era de costumbre de la época, los terrenos donde quedó enclavado el pueblo. Miyares, contemporáneo de la fundación, dice refiriéndose a Cayey: "Tiene un teniente a guerra que es su fundador".

El pueblo de Cayey comenzó con seis (6) o siete (7) casas en torno a su plaza e iglesia. El resto de la población estaba dispersa por el campo. La primitiva iglesia católica fue de madera. No obstante, para el 1787, ya se había construido de material la bóveda de la capilla mayor y las dos (2) sacristías. En 1813, se terminó su construcción y en 1846, se le añadió el atrio; en 1881, se le instaló el pararrayos y el campanario y su reloj fueron inaugurados en 1893. La actual Casa Parroquial es de 1936. El archivo de esta iglesia figura como uno de los más completos de la isla. Hasta en 1993, estuvo atendida por sacerdotes seculares y después por religiosos de la Orden de la Merced. El 3 de mayo de 1970, fue establecida la nueva parroquia Nuestra Señora de la Merced, que viene a sumarse a la del pueblo en Barrio Montellano.

En 1827, se terminó el camino que unía a Cayey con Caguas, el de Ponce se construyó en el 1829, comenzándose al siguiente año el que conducía a Cidra. Para el 1854, se inauguró el puente sobre la carretera de Cayey a Cidra; en 1878, se construyó la carretera hacia Aibonito y en 1895 se hizo la carretera de Cayey - Arroyo por Guayama.

Aunque Fray Iñigo Abad recelaba del éxito de la fundación, en el 1898, es decir, al cambio de la soberanía, contaba ya con 14,442 habitantes. Entonces Cayey formaba parte del Municipio de Coamo. En 1846 contaba con dieciseis (16) barrios, aumentando su número a veintiuno (21) en 1853 y a veintitres (23) en 1878. Todas las calles del pueblo se rotularon por primera vez al año siguiente. Desde la fundación del pueblo hasta 1875 la Casa Alcaldía estuvo localizada en la Plaza, en la que hoy día es Casa de la Viuda del doctor Matute. Después pasó a ocupar diversos locales hasta su definitiva instalación en el 1893, en el antes Hotel Imperial. Desde 1939, contaba la Alcaldía con su sello propio.

Cayey tiene también tradición militar. Primero con el cuartel español que en 1898 paso a ser ocupado durante tres (3) años por las tropas norteamericanas. Después, por el regimiento de Puerto Rico que se denominó Henrry Barracks y finalmente por la Guardia Nacional hasta la inauguración del Colegio Regional.

En 1853, había una escuela pública con cuarentiún (41) alumnos varones, en 1876, las escuelas se habían elevado a siete (7) y ya en 1902, existían siete (7) graduandas, una principal y doce rurales. El distrito escolar cuenta hoy con veintidós (22) escuelas entre elementales e intermedias, escuela superior y centros de estudio y trabajo para aquellos que han abandonado la escuela. Dispone también, de varias escuelas privadas, el Colegio Católico la Merced y dos escuelas de estudios superiores.

El primer administrador de la oficina de correos lo fue Maximino Vázquez en 1866 y la línea telefónica entre Cayey y Caguas se estableció el 25 de junio de 1875. Las famosas Torres de Cayey comenzaron a funcionar en febrero de 1920 y la inauguración de su estación terrestre tuvo lugar el 25 de enero de 1969. La radio WLEY presta sus servicios desde el 3 de diciembre de 1965.

El único hospital hasta 1955 fue el hoy Hogar de Ancianos, donación de Doña Lucía Vázquez. Luego hizo sus bases el Centro de Salud. También dispone de un hospital antituberculoso y un centro asistencial privado, la Clínica Font, ahora el viejo Hospital General Menonita, amén de varios consultorios de especialistas.

Entre sus hijos ilustres figuran: Francisco Trelles (1855-1899), médico, poeta, ensayista de ideas liberales, que aunque nacido en Coruña, se consideró siempre legítimo cayeyano; Luis Muñoz Morales (1866-1960), articulista, ensayista, profesor universitario y autor de notables obras jurídicas; Miguel Meléndez Muñoz (1882-1966), auto costumbrista, novelista, ensayista y sociólogo; Vicente Rodríguez Rivera (1884-1939), poeta y ensayista; Miguel García Menéndez (1888), poeta y periodista; José Rodríguez Pastor (1894), diarista, novelista y ensayista; Angel M. Mergal (1909), poeta; Julio Cesar López, ensayista, poeta, crítico literario, profesor universitario; los pedagogos Emerito Colón Warrens, Gildo Massó y Francisco Collazo; Ramón Frade (1875-1954), pintor que con Campeche y Oller forman la trilogía artística de más renombre en Puerto Rico; Ángel Duchesne y Michael Duchesne, músico notable; Clodomiro Rodríguez, autor de Alma Boricua, el segundo himno nacional y actualmente el adoptado como Himno de Cayey, con letra de su hijo José Rodríguez Pastor y Mario Dumont, que se ha desarrollado en el campo de la música popular.

Su historial deportivo dentro de la Isla también es brillante. El equipo de Baseball Ribosch, B.B.C. se proclamó Campeón de Puerto Rico en 1923, y también el de la aficionados de Cayey Montañez Doble A, en 1945 y en la década de 1980. En boxeo ha dado figuras como Víctor Caratini, Clotilde Colón Santiago y Pedro Montañez.

En la Actividad política se han desarrollado Nicolás Nogueras Rivera, Representante a la Cámara y Secretario General de la Federación Libre de Trabajadores de Puerto Rico, Luis Muñoz Rivera (1916) Senador, Nicolás Nogueras hijo, Senador y José R. Jarabo, Presidente de la Cámara de Representantes.

Símbolos que identifican a Cayey.

Escudo

En el centro lleva una montaña tres picos, un "toro de gules", y una faja ondulada azul representando el agua tan abundante en la zona y también por referencia a la Patrona primitiva del pueblo de Cayey. Por timbre lleva el Cordero Pascual "de plata" cargando el símbolo de San Juan de Puerto Rico, "oro y plata" sobre un libro cerrado "de gules". Los colores rojo y oro simbolizan la tradición española y al fundador, el verde de los paisajes y montañas cayeyanas, el negro indica la antigüedad, solemnidad y serenidad. Creado por el Dr. José Julio Santa Pinter, ex-catedrático del Colegio Universitario de Cayey.

Bandera

En el centro lleva el escudo de Cayey. Está formada por cuatro triángulos apuntando todos hacia el centro. Dos en color blanco y dos en color rojo. Es obra del Dr. José Julio Santa Pinter.

Logo

La fuerte pared al fondo nos describe como un pueblo de profundas raíces, valores y probada antigüedad. Son así las estructuras del Colegio Universitario de Cayey donde en el pasado estuvo el Campamento Henry Barracks. Allí luce hoy el contraste de lo antigüo y lo moderno en su campus. Lo bordea el azul del eternidad del cielo y coronándole el negro y el rojo de fortaleza y antigüedad. La sabiduría en la rama del roble, que va de verde del ayer al hoy maduro con proyección a lo alto. Lo cubre el Coquí Dorado, especie en peligro de extinción que sólo habita en Cayey. Coquí Dorado, con su figura, canto, estirpe real y única nos hace sentir el orgullo de nuestra gente.

Breve historia de la Ciudad de Cayey
• Apodos - "Ciudad Universitaria", "Cuna del Coquí Dorado"
• Año de fundación -17 de agosto de 1773
• Fundador - Don Juan Mata Vázquez
• Tamaño en millas cuadradas - 51.9
• Región geográfica - Región Central de la Cordillera Central
• Plato Culinario -Guanimes con bacalao y lechón asado con guineos
• Gentilicio - Cayeyanos
• Población - 47,778 (aprox.)
• Economía - Industria, Comercio, Producción de Cerámica y Alfarería
• Santo Patrón - Nuestra Señora de la Asunción.
• Barrios Oficiales - Pueblo, Beatriz, Cedro, Cercadillo, Culebras, Alto, Culebras Bajo, Farallón, Guavate, Jájome Alto, Jájome Bajo, Lapa, Matón Abajo, Matón Arriba, Montellano, Pasto Viejo, Pedro Avila, Piedras, Quebrada Arriba, Rincón, Sumido, Toita y Vegas.